Ell i Ella

Ell i Ella

Una de las funciones del arte es plantear al espectador nuevas realidades o hacerle reflexionar sobre la suya propia para que éste sea consciente de la misma. El arte erótico, en concreto, es un elemento que puede señalar de manera creativa inhibiciones y represiones. En este caso he querido hacer hincapié en la comparación del hombre y la mujer mostrando las diferencias de un mismo deseo, mostrándolo en una misma acción.

"Ell i ella" es un conjunto de obras eróticas en las que se ha desvelado la sexualidad íntima e individual en un lienzo mostrando al hombre y a la mujer en la acción de la masturbación de manera velada pero explicitando el ritmo y movimiento que con ella se genera.

La sexualidad y la pornografía se suelen mantener en el ámbito privado para no exaltar o escandalizar las mentes, para no romper el tabú que genera este tema. En este caso, hemos convertido la sexualidad personal del hombre y la mujer en una obra erótica que discretamente muestra al público la escena de la masturbación para normalizar esta faceta de la sexualidad del ser humano.

Las imágenes oscilan entre la mera presentación de los genitales evidentemente dispuestos al onanismo y las sugerencias formales evocativas conseguidas con la superposición de instantes gráficos o textuales que evitan que la acción se advierta directamente. No se trata de hacer apología de la masturbación, ni de mostrarla como una acción transgresora y provocativa, sino de naturalizarla como una parte más de la naturaleza e identidad del ser humano.